A veces sólo necesitamos que nos regalen flores


Siempre he sido muy defensora de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, de esas rutinas que hacemos en nuestro día a día para ser más felices. A mí me gusta pedirme de vez en cuando un café para llevar en una cafetería con encanto y bebérmelo mientras miro una revista de decoración.

También me gusta doblar las toallas y sábanas con mucho cuidado, dejando pastillas de jabón entre medias y guardarlos en una cómoda que tengo reservada sólo para ello.

O perderme en la biblioteca y pasarme horas decidiendo qué libros llevarme (normalmente, de psicología, decoración o feng shui). Para mí es otro de mis grandes placeres.

En fin, seguro que tú también haces cosas parecidas!

El caso es que hoy me ha venido a hacer una visita a la tienda donde trabajo Eva,  una de mis grandes amigas de toda la vida. Y me ha traído un ramo de flores. Y no un ramo cualquiera, era el tipo de ramo que a mí más me gusta, pequeño, muy sencillo, atado con una cuerdecilla y papel craft verde y marrón. Precioso. Y todo por nada. No es mi cumpleaños. No he hecho nada especial. Sólo porque sí. Porque a veces, amigas de toda la vida se acuerdan de ti y te demuestran lo que te quieren así. Tener amigas así es tener mucha suerte.

Lo curioso es que yo hace unos días precisamente había estado preparando un mini álbum desplegable  dentro de un sobre en el que aparecemos Eva y yo juntas en la boda de una de mis amigas. Ella aparece sola en una foto súper guapa y quería regalárselo.

Antes de dárselo me he hinchado a hacer fotos al mini álbum y a su precioso ramo y así os lo enseño a vosotras. Espero que os guste y que vosotras también disfrutéis de las pequeñas cosas!








No hay comentarios

Publicar un comentario

© Nina Mint DIY y Scrap • Theme by Maira G.